miércoles, 31 de mayo de 2017

Denise Gómez Rivero, la actriz del futuro

Protagonista estelar de “Juana de Arco”, obra dirigida por Marcelo Silguero; y actriz de “El padre” junto a Edgardo Moreira, Denise Gómez Rivero está de para bienes en la cartelera del teatro independiente porteño. Con solo 22 años, quienes la ven en las tablas, le auguran un futuro enorme.

¿En dónde encontramos el origen de tu amor por la actuación?
Siempre supe que esto era lo que quería para mi vida. Actuar, una pasión inigualable para mi. Desde chica amaba “Harry Potter” y por supuesto una de mis actrices favoritas fue y es Emma Watson. Además de grandes mujeres como Meryl Streep, Anne Hathaway, entre otras actrices famosas que respeto por sus impecables trabajos. También una gran influencia fue “Drácula, el musical” de Pepe Cibrián y Ángel Malher. Atesorada pieza teatral en mi corazón desde mi niñez. Con el tiempo descubrí actores no tan reconocidos pero de un profesionalismo magnifico que tuve el placer de ver actuar… y no tiene que ver con el fanatismo sino con lo que transmiten en el escenario o en películas. Desde actores argentinos del teatro independiente hasta actores rusos.

¿Además de actuar a nivel profesional, estás estudiando?
En este momento el teatro es mi apoyo y sobretodo ahora que estoy terminando la licenciatura en arte dramático en la Universidad del Salvador. Tengo la suerte y me siento bendecida por tener también el apoyo de mis padres.

¿Qué es lo mejor y lo peor del teatro independiente?
Lo mejor es que hay espectáculos de una calidad extraordinaria y lo malo es que en Argentina esto no está valorizado como se debe. Ser actor es un trabajo pero conseguir trabajar de esto es muy difícil, se requiere de un esfuerzo sobrehumano en ocasiones.
El actor independiente se encuentra muy solo por parte del Estado.

En la actualidad estás junto a Edgardo Moreira en la obra “El padre”.
Para hablar sobre esta obra debo nombrar primero a una persona y ella es Maia Francia. Nombro a mi maestra porque fue la persona que “ordenó mi actriz” o como diría ella “domó el caballo desbocado que llevo dentro”, fue quién limpió y emprolijó mi instrumento. No tengo palabras para agradecerle, porque además de hacer todo eso por Mi también fue quién me puso al lado de un actor tan apasionado como lo es Edgardo Moreira que además es un ser humano extraordinario. Mi personaje en “El Padre” es el de la hija del Capitán, la joven Bertha.

¿Y sos Juana de arco en la obra que dirige Marcelo Silguero…?
Juana se presentó ante mi como una hermosa propuesta, con dudas y temores. Digo esto porque es un personaje histórico emblemático, entonces debía hacerle justicia.
Trabajé mucho en la composición del personaje y todavía lo sigo haciendo. El imponer miedo y respeto con un metro cincuenta no es nada fácil. Muchos me han mencionado que Juana “está loca” pero si yo pensara eso de ella sería juzgarla, sería estar por fuera de ella y esa no es la intención de un actor al encarnar un personaje.  Todos sus ideales, su fe, sus ambiciones, etc. Tienen que ser las mías y así crear mi versión de esta guerrera. Investigar desde lo más insignificante hasta lo más importante de su vida me ayuda a estar más cerca de ella.

¿Cómo es Marcelo Silguero como director?
Marcelo es un gran hombre que confía en mi trabajo y en mi estudio. Veo en sus ojos esa confianza depositada en mí y eso me hace sentir libre de poder crear y proponer.
Dirigir más de veinte personas en escena no es nada fácil por eso mismo le deseo todos los éxitos para sus trabajos.

¿Cómo continúa tu 2017?
Mi 2017 viene cargado de mucho teatro. Por el momento estoy disfrutando de estas dos maravillosas obras. A su vez estoy escribiendo un proyecto propio pero de eso estaré hablando más adelante.

Por Ignacio Ballesteros – Artistas del Off - @ArtistasDelOff






Matías Pisera Fuster, un Romeo para Isolda

Desde hace un año protagoniza junto a Florencia Prada Duhagon la obra “Tristán e Isolda, donde juegan con la sensualidad de los cuerpos, como pocas veces visto en el teatro off. Actor de piezas teatrales de lujo, proveniente de la ciudad de Charata en la provincia de Chaco, a sus 27 años, Matías Pisera Fuster se posiciona como una pieza clave del teatro independiente de la ciudad de Buenos Aires. Hablamos con él.

¿Qué te acercó al teatro?
Creo que fueron curiosidades personales. Hay niños que se pasan horas jugando al futbol,  pateando la pelota y diciendo que son “El Enzo”. Yo inventaba historias con mis muñecos, armaba obritas con mis hermanas y se las mostrábamos a la familia, y quería ser Francella porque me encantaba “Brigada Cola”. A los 10 años me acerqué a la sala de teatro de mi ciudad y no me fui más. Comencé a entrenar, a ensayar espectáculos, conocí gente que compartía lo mismo que yo y me fui apasionando. Y cuando hubo que elegir qué estudiar,  solo la actuación me apasionaba tanto, así que me vine a Buenos Aires e ingresé a la UNA (en esa época IUNA).

¿Quiénes fueron los artistas que más te influyeron?
Soy fan de Al Pacino y luego me resultan siempre interesantes Benicio del Toro, Joaquin Phoenix y últimamente me encanta Michael Fassbender que en un mismo año puede actuar de Macbeth y de  Magneto en los “X – Men”. Me gustan los actores que no tienen prejuicios. Y de los argentinos De La Serna y Erica Rivas me vuelven loco.

Vivís del arte…
Si, actuó no solo en teatro sino también en cine y televisión. Soy docente, dirijo teatro y hace varios años dirijo comparsas en distintas ciudades. El carnaval se volvió un trabajo que también me apasiona.

¿Algo que no te guste del teatro independiente?
Las obras herméticas, los actores que se las dan de intelectuales, que están llenos de prejuicios y los directores que montan espectáculos que solo dialogan con ellos mismos. En parte por ello el teatro independiente es consumido solo, en su mayoría, por los mismos agentes que pertenecen al teatro independiente.

Qué recordás de tu primera obra “Por qué la noche…”.
Fue mi primera obra en Buenos Aires, en el 2012 con dirección de Carla Llopis. La recuerdo con mucha alegría, Carla fue mi docente en la UNA y confió en mí para ponerle el cuerpo a su espectáculo. Era una obra de danza y yo tenía poca formación en esa área, así que me tuvo que tener mucha paciencia y yo crecí mucho con ella. Era un espectáculo de mucha sensibilidad y recuerdo que la entrada en calor previa a las funciones la hacíamos cantando “Barro tal vez” de Spinetta, así que cada vez que escucho ese tema me recuerda a “Por qué la noche…”. 

¿Cómo llegaste a “Tristán e Isolda”?
Ya tenía buena relación con Florencia Prada, habíamos compartido un trabajo de tele y coincidido en una materia en la facu. Un día nos cruzamos en un casting y me cuenta que tenía ganas de actuar de “armar algo” y me invita a sumarme. Al ser un proyecto nuestro podíamos darnos el gusto de actuar algo que nos guste mucho, no es lo mismo que cuando te llaman para tal papel, así que no lo dude. Yo tenía “Tristán e Isolda” de Marco Antonio de la Parra encajonada, esperando su momento y con la invitación de Flor vi la posibilidad de ponerle el cuerpo a ese texto que me encantaba. Ella la leyó y le paso lo mismo. Luego Flor acercó al director Marcelo Caballero  que también sin dudarlo se subió al barco y juntos arrancamos en  este viaje de darle vida a los encuentros de estos amantes tan pasionales como irracionales. 

¿Qué podés contar de “Tristán e Isolda”, de su director y de tu compañera Florencia Prada Duhagon?
Tristan e Isolda es un proyecto hermoso que nos sigue dando sorpresas y alegrías. Fue también un desafío desde lo actoral, darle cuerpo a estos amantes con un vinculo tan animal por momentos y estar solos los dos todo el tiempo en escena fue mucho trabajo.  Marcelo logro crear una propuesta muy singular, acentuó lo erótico que ya estaban en el texto volviendo al espectáculo bello en lo visual y muy sensual. Logramos armar un gran grupo de trabajo y todas las personas que se fueron sumando hicieron que el proyecto crezca cada vez más, Gustavo Vanadía en la producción y Martin Goldberg como asistente de dirección. Y por último lo compartido en  Carlos Paz nos volvió un grupo de amigos, ya nos conocemos los ralles de cada uno y tiramos todos para el mismo lado.

¿Cómo viene tu 2017 y qué otros proyectos tenés en mente?
Arranco bárbaro con “Tristán e Isolda” en Carlos Paz y la nominación como actor revelación de la temporada que fue una hermosa sorpresa, a su vez en el verano gané con dos comparsas. Se estrenó “Mariel espera” una película de Maxi Pelosi en la que participo. El jueves 25 arrancamos la segunda temporada de “Tristán e Isolda” en Buenos Aires  todos los jueves a las 21:30hs en el teatro El Piccolino. Por otro lado ya estoy trabajando para varias comparsas planeando los carnavales 2018. Vuelvo a dirigir en Resistencia (Chaco) al grupo Galatea y se está gestando para que dirija en Buenos aires mi primer musical a principios del 2018.

Por Ignacio Ballesteros – Artistas del Off - @ArtistasDelOff





lunes, 29 de mayo de 2017

Teatro: “El casamiento de Gardel”


Es imposible que el espectador no caiga en la trampa que nos propone Leo Duer. Y aunque descreyéramos de su autor y director, hasta uno se dejaría embaucar en este regresar hacia el 1935, año en que Gardel estaba en la cima de la gloria, hasta su muerte en ese fatídico accidente aéreo que lo traía de gira desde Colombia. “El casamiento de Gardel” es el título ideal para sellar un pacto con el elenco y creernos todo. Creernos aquellos años, esas vivencias, las locuras de sus protagonistas, la inocencia de Delfina y las diabluras de Almagro (Eduardo Wigutow). Si el teatro es un acto de fe, frente a ellos, somos católicos apostólicos romanos.

Por empezar Gardel no existe. Es un reo oriental que prófugo de la justicia de Uruguay, cae en un bar, donde pidiendo refugio, cae en los enredos de un cliente que lo convierte en el Zorzal para sacar rédito, de una mujer, Delfina, que enamorada del cantante, le da todo su dinero si logra conquistarlo.

“El casamiento de Gardel” da la talla justa. Una escenografía linda, un vestuario a tono y la sorpresa, que entre cada paso de comedia, un tango cantado en vivo por Leo Duer y Paola Dipert, gracias al piano del maestro Alberto Levy. Y por si fuera poco, una pareja de baile, lo vuelve movimiento. Los campeones en la vida real, Romina Cides y Adrián De Gregorio, hacen de sus participaciones, sensualidad en estado de ebullición. Y como guiño para con nosotros, en el staff del programa de mano, el elenco es encabezado por Carlos Gardel. Aplausos.

Crítica a cargo de Ignacio Ballesteros.

Autor y director: Leo Duer. 
Elenco: Leo Duer, Eduardo Wigutow, Inés Grimland, Paola Dipert, Alberto Levy (Piano), Adrián de Gregorio y Romina Cides.
Escenografía: Pablo Graziano.
Edición de video: Ezequiel Colman.
Iluminación: Nora Roncari. 
Sonido: Marina Roncari.
Colaboración: Geo Michele.
Teatro: Auditorio Ben Ami, Jeán Jaurés 746, Abasto, C.A.B.A. – Argentina.
Funciones: Domingos a las 19hs.
Reservas: 4961-0527. Costo entrada: $150 (Estudiantes y jubilados $120).
Estreno: 19 de marzo.
Finalización: 30 de julio.




domingo, 28 de mayo de 2017

Marcelo Fernández, galán de teatro, cine y publicidad

Roberto Fontanarrosa tiene un nuevo escuadrón de galanes para su famosa y entrañable mesa de bar. Marcelo Fernández, junto a Gabo Pereyra, Daniel Coquibus, Federico Taramasco y Rodolfo Oreiro, reestrenan “La mesa de los galanes” el 8 y 22 de junio a las 21hs., en el teatro Chacarerean, Nicaragua 5565, en pleno barrio de Palermo. Artistas del Off habl{o con {el.

¿Qué te llevó a que te dediques al teatro?
En el secundario participe en la obra Los Girasoles y varias profesoras me dijeron que tendría que estudiar teatro y varios años después empecé a estudiarlo. Y desde siempre me gustó siempre el humor y actores como Pepe Biondi, Olmedo y Tato Bores, hicieron que me inclinara para el humor. También admiro desde siempre a Pepe Soriano, Hugo Arana, Julio Chavez y Ricardo Darín.

¿Cómo surgió la obra “La mesa de los galanes”?
Me convoco Daniel Coquibus, ya que nos conocimos filmando para Polka una novela y yo hacía años que interpreto textos de Fontanarrosa. Se dio una linda casualidad que aquí nos tiene. Es un elenco muy talentoso y con ganas de trabajar, con distintas formaciones actorales, que dan un buen resultado. La dirección de Roberto Saiz es efectiva, ya que saca lo mejor de cada uno de los actores y tiene mucha experiencia en teatro y se ve en la puesta de la obra.

¿Qué representa Roberto Fontanarrosa para vos como actor?
Me genera mucha admiración, ya que en sus textos refleja cómo son las costumbres de los argentinos, sus defectos, virtudes y muchas historias de futbol y bares, donde hay personajes entrañables y algunos me resultan muy familiares.

¿Y el teatro?
Es una gran parte de mi vida ya que estudié muchos años y trabajé mucho tiempo, gracias al teatro, tanto en TV, Cine, publicidad para el exterior y en nuestro país, como Cerveza Quilmes, Buscapina y muchas otras.

 ¿Vivís del teatro?
En este momento no, pero gracias a mis unipersonales, trabajé en temporadas en el Auditorium de Mar del Plata, y realicé giras en provincias como Mendoza, Tucumán, Salta, Chaco y Cordoba. Y mi actividad paralela es de ventas de enciclopedias para una Editorial.

¿Cómo continúa tu 2017 y qué otros proyectos tenés en mente?
Ahora a full con estos galanes y más adelante tengo algunas fechas con mi unipersonal “Asignatura pendiente” de Fontanarrosa y siempre disponible, esperando el llamado de mi representante para algún trabajo en TV, Cine o Publicidad.

Por Ignacio Ballesteros – Artistas del Off - @ArtistasDelOff







Sofía Mata, en busca de su propio sueño

Comenzó sus estudios en el taller de teatro de Caseros "Bambalina Teatro", y luego pasó a tomar clases en el Teatro San Martín, curso dictado por la profesora Irina Alonso. Actualmente está cursando el tercer año en la escuela de teatro de Agustín Alezzo, "El Duende" con el profesor Nicolás Dominici. Actualmente protagoniza la obra infantil “Annie, en búsqueda de un sueño”, todos los domingos en el teatro Losada, Avenida Corrientes 1551.

¿Tu pasión por el teatro fue desde siempre?
En realidad, de muy chica siempre me gustó actuar, o jugar a ser alguien que no era, o presentarme en algún acto escolar, siempre sentí que algo de ahí me llamaba. Mi hermana empezó teatro en mi barrio antes que yo y cuando ella volvía y me contaba todo lo que hacían a mí se me prendían las ganas de ir, hasta que un día me decidí y fui, ella terminó dejando y desde ese momento no dejé más.

¿A quiénes recordás como motores en tu vínculo con el teatro?
Como dije anteriormente, siempre sentí que esto era para mí, por lo que cuando miraba series o novelas o leía libros siempre quería estar ahí o sentía que de alguna manera algo me llamaba, cuando era chica miraba mucho "Casi Ángeles" y Cris Morena fue una gran influencia en mi profesión. Cuando fui creciendo fui teniendo mayores ejemplos a seguir (que lo siguen siendo actualmente) como Carla Peterson o Carina Zampini.

¿Vivís del teatro? 
Sí, vivo del teatro. Doy clases con mi amiga, de teatro para niños y además trabajo con la obra. Además de estar estudiando.

¿Qué es lo mejor y qué es lo peor del teatro independiente?
¿Lo mejor? Que es mucho más íntimo, que uno aprende cómo empezar de abajo y esforzarse para que después el resultado sea muchísimo más placentero. Y lo peor, que le gente no lo valora, porque piensa que el teatro independiente es malo por no tener tanta difusión como el comercial.

¿Qué te ofrece el teatro infantil qué no te da el teatro para adultos?
Hacer teatro infantil es el triple de difícil que hacer teatro para adultos aunque la gente no lo crea, está muy sobrevalorado. Yo hace 6 años que hago teatro infantil y siento que tiene ese no sé qué que te hace quedarte y querer más. Lo más lindo que tiene es que uno con una hora de función o menos siente que está educando. A mí me pasa que me voy totalmente llena sabiendo que le dimos una enseñanza a un nene y que ese nene se fue a su casa, quizá aprendiendo algo nuevo. Es difícil llamar la atención de un niño, no es lo mismo que un adulto, porque si el niño se queda y te escucha quiere decir que le gusta, porque si no, no tiene problema de expresártelo.

¿Cómo llegaste a escribir junto a Macarena Oliva “Annie, en búsqueda de un sueño”?
Bueno, la verdad es que con Maqui venimos trabajando juntas hace como siete años. Nosotras nos conocimos en el taller de teatro en nuestro barrio y nunca más nos separamos, nuestra amistad es a base del teatro y por eso tan fuerte. En el taller en el que nosotras estábamos hacíamos infantiles en vacaciones de invierno de forma profesional y eso nos hizo adquirir un poco de experiencia para después lanzar “Annie, en búsqueda de un sueño”. Cuando nos fuimos de ese taller, nosotras queríamos iniciar algo solas, poder independizarnos, hacer lo que nos gusta y poder vivir de esto. Siempre quisimos educar y tratar de que el nene también crezca sabiendo que está bueno intentar cumplir un sueño, como lo hicimos nosotras. Un día, Maqui perdió una entrevista de trabajo y yo la fui a buscar, nos sentamos en un lugar de comidas rápidas a comer y de un momento para el otro salió la idea, qué era lo que queríamos contar y después de dos largos meses escribiendo, “Annie…” tomó forma. Estamos muy orgullosas de eso.

¿Qué podés contar de “Annie, en búsqueda de un sueño” y de su elenco?
“Annie…” nació de un día para el otro, nació en noviembre del 2015 y tomó forma en el 2016. Fue un caos encontrar elenco, porque antes de que lo tengamos ya nos habían llamado del "Paseo La Plaza" y teníamos que tener todo muchísimos más claro. Ya teníamos a un personaje y al director, nosotras sabíamos que también queríamos actuar y ya habíamos seleccionado nuestros personajes, pero nos faltaban tres. Hasta que un día hicimos un pequeño casting de conocidos de otros amigos y quedaron, era justo lo que estábamos buscando. Y sinceramente “Annie…” es lo que es gracias al aporte de todos, todos confiamos en nuestro proyecto y por eso estamos tan encariñados. Son excelentes personas, estamos aprendiendo todos juntos de esto, porque ninguno de nosotros es consciente de todo lo que la obra tiene para dar, pero aún así estamos unidos y tratamos de que la amistad también prevalezca en el trabajo.

¿Cómo viene tu 2017 y qué otros proyectos tenés en mente?
Mi año viene muy bien, estoy en mi tercer año de la escuela de Agustín Alezzo, estoy muy enfocada en eso y mi proyecto más grande y más emocionante es “Annie, en búsqueda de un sueño”, por lo que la mayoría de mi tiempo la ocupo en producir la obra y además ensayar, porque es una obra que requiere muchísimo tiempo, tiene muchos detalles que hacen que visualmente sea muy buena.

Por Ignacio Ballesteros – Artistas del Off - @ArtistasDelOff





viernes, 26 de mayo de 2017

Nadia Ostratiki, sensual y camaleónica

Es sin dudas, una de las actrices más camaleónicas del teatro independiente argentino. Sensual por demás, brilla en la cartelera infantil como en obras para adultos, como en este caso, en “La casa de Bernarda Alba”. Maquilladora profesional, profesora de filosofía y futura docente de música, entre muchos de sus secretos, hablamos con ella. Actualmente se la puede ver en el clásico de García Lorca, los domingos a las 18:30hs., en el teatro Liberarte, como también en “Peter Pan” en el Paseo La Plaza, sábados, domingos y feriados a las 15:30hs.


Ver tu historia y entender que respirás teatro…
Empecé a estudiar teatro porque era demasiado tímida de chica. Me llevo poco tiempo descubrir e integrarme en este mundo maravilloso del teatro. Con algunos amigos actores empezamos a emprender proyectos de obras de teatros de diferentes géneros. Así pasaron 10 años y es que hoy, con mucho trabajo, integro tres elencos;  “Alba Mujica, mi hermosa mamacita”, un sainete de los años 60 basado en la vida de la gran actriz Alba Mujica, del dramaturgo Carlos Ratto y la dirección de Mariana Muñoz. “Peter Pan y las Aventuras del Nunca Jamás” un hermoso infantil, versión libre de Ale Borgatello y la dirección de Ale Borgatello y Ariel Osiris. Y un gran clásico de Federico García Lorca “La Casa de Bernarda Alba” en una versión libre y dirección de Charly Palermo.

¿Quiénes fueron los artistas que más influyeron para que continúes en la actuación?
Mis primeros docentes y directores. Uno siempre admira y tiene un referente del medio artístico, pero el trabajo concreto del teatro se hace en equipo y la mayor influencia es el grupo humano que te acompaña.


¿Qué es lo mejor y qué es lo peor del teatro independiente?
Lo mejor del teatro independiente es que uno le pone un amor especial, hay mucho compromiso y compañerismo dentro del grupo y esos son nuestros pilares. En general el teatro independiente mayormente es a pulmón y eso tiene otro merito. Empezar un proyecto de cero y transitar  toda su gestación hasta llegar al resultado final. Eso da muchísimo orgullo. Y a lo peor no le damos lugar. Todo se lleva a cabo con gran profesionalismo, solo dependemos de que el publico siga apoyando el teatro independiente.
 
¿Vivís del teatro?
Además de hacer teatro soy profe de filosofía y futura profe de música, así que divido mi vida entre la docencia y la actuación. Tengo la suerte de hacer dos cosas que me apasionan, enseñar y actuar.

¿Qué te ofrece el teatro infantil qué no te da el teatro para adultos y viceversa?
Tanto el teatro infantil como el teatro para adultos ofrecen cosas, cosas muy distintas, porque son públicos diferentes. ¡Los peques son geniales! Es hermoso representar personajes para ellos, es un juego mutuo y tiene otra magia. Nos llena el corazón verlos reírse en cada función. Trabajar para diferentes edades me hace sentir muy cómoda, no podría elegir entre uno u otro.

Tu primera obra fue “Cenicienta, el sueño de una princesa”. ¿Qué recordás de la misma?
Una obra bellísima y muy divertida, una versión libre de Ale Borgatello que estuvo en cartel un año y medio desde el 2014 en el Paseo La Plaza. Me quedan los mejores recuerdos y amistades. Además fue la primera obra que realice en la compañía y desde allí no pare de trabajar con ellos.

¿Cómo llegaste a “La casa de Bernarda Alba”, versión dirigida por Charly Palermo?
La compañía “Cazadores del Arte Perdido” estaba preparando la segunda temporada de “La casa de Bernarda Alba” y estaba en búsqueda de una actriz  para interpretar el personaje de Magdalena (la segunda hija de Bernarda Alba), así que ni bien me entere, me presente a la audición. Así fue como me llegué a “La casa”.

¿Qué podés contar de “La Casa de Bernarda Alba” y de su elenco?
“La Casa” es un caserón. Un elenco hermoso con nueve excelentes actrices en escena, con una puesta imperdible. El texto ya es maravilloso, pero la puesta de luces y la delicada selección musical, la hace aun más brillante. Somos todas mujeres de distintas edades y nos llevamos realmente bien, es un grupo muy armonioso y solidario. Esto es lo que te hace seguir adelante.

Estás también en Peter Pan. ¿Cómo llegaste a la órbita de Ariel Osiris y qué podés contar de la obra?
Hace ya cuatro años que trabajo en “Bochinche Teatro” compañía de Ari y Ale Borgatello. Es una obra que lleva varios años en cartel y aun sigue siendo un éxito y un clásico del Paseo La Plaza. Tenemos público recurrente y siempre salen fascinados. Lo mejor que tiene esta obra, es que a diferencia de las demás obras infantiles que se presentan en Paseo La Plaza es que es para todas las edades, por eso grandes y chicos se diviertes, porque es muy dinámica y entretenida.

¿Cómo viene tu 2017 y qué otros proyectos tenés en mente?
Este año se vino con muchos proyectos, desde el mes de abril tenemos fechas programadas de giras por Buenos Aires con el sainete “Alba Mujica, mi hermosa mamacita”, una obra que venimos presentando desde el año pasado y pensamos seguir llevándola a las tablas de Buenos Aires.  “Peter Pan y las Aventuras del Nunca Jamás” los sábados, domingos y feriados, en el Paseo La Plaza. Y ya preparándonos para toda las vacaciones de invierno. Seguiremos hasta el mes de julio presentando “La Casa de Bernarda Alba” los domingos a las 18:30hs. En Teatro Liberarte y tenemos funciones programadas en Giras. Y a mediados de agosto estaré estrenando una obra del filosofo Jean Paul Sartre, “A puerta cerrada”.


Por Ignacio Ballesteros – Artistas del Off - @ArtistasDelOff

martes, 23 de mayo de 2017

Daniel Coquibus, un galán perdido en el Chacarerean

El actor Daniel Coquibus, a punto de estrenar “La mesa de los galanes” del eterno Roberto Fontanarrosa, habló con la web Artistas del off. Amable, siempre de buen humor y entusiasta por su pasión teatral, repasa su vida y explica por qué los textos del rosarino, son para reírse de principio a fin.

¿Cómo surgió la idea de realizar la obra “La mesa de los galanes”?
Surgió después de hacer un drama como “Made in Lanús” y un amigo me pidió que la próxima sea una comedia porque se había angustiado mucho. A partir de ahí, lo primero que se me vino a la cabeza fue el nombre de Roberto Fontanarrosa. Fui a Argentores y pedí su material para leer. Me dieron “Argentayns” y “La Mesa de los Galanes”. Después de leer ambas me di cuenta que me había reído muchísimo con “La Mesa…” y no dudé un segundo en pedirla y a partir de ahí comencé a armar el elenco con actores amigos.

¿Qué podés contar de su elenco?
Hubo algunos cambios a través de estos 2 años. En estas funciones que haremos en el Chacarerean ingresa Rodolfo Oreiro en lugar de Nicolás Meradi quien fue uno de los grandes impulsores de este proyecto pero que por problemas personales no pudo estar en esta vuelta. Junto a Oreiro y a mí, estarán Jorge Pereyra, Marcelo Fernández y Federico Taramasco. Grandes amigos y grandes actores. Todos dirigidos por Roberto Saiz, quién conoce el mundo Fontanarrosa como pocos.

¿Qué te genera Fontanarrosa como autor?
Desde siempre Roberto Fontanarrosa generó en mí una profunda admiración, no sólo por sus textos sino por su persona y que hoy yo pueda estar en un escenario haciendo este material me llena de un profundo orgullo y emoción. Desde ya, mi agradecimiento a su familia que no puso ningún reparo en autorizarnos a hacerla.

¿Qué es para vos el teatro?
Es mi cable a tierra y es el lugar en el mundo donde quisiera estar la mayor parte de mi tiempo.

¿Cómo empezaste en el mundo del teatro y qué te motivó a hacerlo?
Entré de muy joven en una compañía de teatro barrial por absoluta casualidad, ya que yo iba a los ensayos de una obra en que trabajaba mi hermano mayor. Un día el director me pidió si podía hacer un personaje menor ya que le faltaba el actor. Mi respuesta en principio fue negativa pero ante la insistencia del director y de mi hermano lo hice. Era el Risita del “Conventillo de la Paloma”. Mi hermano jamás volvió a pisar un escenario y yo jamás me pude bajar de él. Terminó siendo amor a primera vista.

¿Qué es lo mejor y lo peor del teatro independiente?
Creo que lo mejor es el espíritu de solidaridad grupal y cooperativa. Todos para uno y uno para todos. Esfuerzo, sacrificio y placer. El éxito económico siempre está en último lugar, siempre lo más importante es el éxito artístico. Y lo peor es que la mayoría de las veces no se concretan los proyectos que arrancan en la imaginación de alguno de los que pertenecemos al medio y que no es una profesión de la que se pueda vivir la mayoría de las veces.

¿Vivís del teatro? ¿Qué otra actividad paralela tenés?
No vivo del teatro como la gran mayoría de mis colegas. En el caso de nuestro elenco, todos tenemos otra actividad. En mi caso soy consultor de empresas en la parte contable, financiera e impositiva.

¿Cuándo se presenta "La mesa de los galanes?
Nos vamos a presentar los días 8 y 22 de junio en el teatro Chacareran, que queda en Nicaragua 5565, en pleno barrio de Palermo. La cita es a las 21hs. Creeme que es una obra imperdible.

¿Cómo continúa tu 2017 y qué otros proyectos tenés en mente?
La idea después de estas dos funciones de homenaje al maestro es empezar a mostrarla en lugares de la provincia de Buenos Aires.

Por Ignacio Ballesteros – Artistas del Off - @ArtistasDelOff