lunes, 30 de noviembre de 2015

Belén Garrido: “El teatro es magia pura y es lo que te empuja a seguir a pesar de las contras”.

Belén Garrido tiene 26 años, es actriz, directora y dramaturga. Se formó en actuación y dirección con distintos docentes como José María Muscari, James Murray, Mariela Asensio, Pompeyo Audivert, Vivi Tellas y en el IUNA con Roberto Saiz, Javier Lorenzo, entre otros. Fue directora de las obras "Cómo superar el mal de amor", "SOLOS" y "TACOS (fuck me cabrón!)", la cual también se desempeñó como dramaturga y realizó cuatro temporadas en distintos teatros de Capital Federal, giras nacionales y versiones en Uruguay, Chile y México.  Actualmente es directora y actriz de "Te pasa algo" de Jimena Márquez en su segunda temporada en el Teatro La Clac.

¿Por qué el teatro y una vez dentro, por qué la dirección?
Empecé desde muy chica actuando pero siempre quise dirigir, cuando tenía 19 me animé y escribí mi primera obra de ahí no paré nunca más.

¿Cómo fue escribir “Tacos” y ahora “Te pasa algo”?
“Tacos (Fuck Me Cabrón)” fue muy catártico, tenía un blog y volqué muchos de esos textos en la obra. “Te pasa algo” no la escribí yo pero la vi cuando estaba trabajando en Uruguay y me enamoré de la obra y decidí hacerla acá en Buenos Aires, me encantó.

¿“Sobre qué trata “Te pasa algo”?
Es una obra sobre parejas. Siempre está la misma pareja en escena y uno de los dos tiene la certeza de que al otro “le pasa algo” y ahí comienza un conflicto que no para nunca.

¿Qué cuestiones hay que tener en cuenta a la hora de poner una obra independiente en cartel?
Muchas, sobre todo el estrés que te genera. Lo primero es saber con qué recursos contás y con eso armar. Después tener en cuenta que las salas son muy difíciles y que hay que tener una buena idea e imagen de la obra. Y también tener en cuenta que los actores son claves en el proceso, es muy dificil coordinar ensayos, el tema de las responsabilidades, por eso siempre es recomendable trabajar con gente que ya se conoce o se trabajó anteriormente.

¿Cómo es trabajar en el teatro independiente, pro y contras?
Contras muchísimas, sobre todo el tema monetario. Cuesta en lo económico, claro. Otra contra es que hay que remarla y remarla para que la gente vaya y se interese en tu espectáculo con tantas propuestas teatrales que hay en Buenos Aires. También contra es que demanda mucho tiempo que uno no siempre tiene. Los pro superan infinitamente a los contras, porque la satifacción de actuar, de poner una obra en escena no tiene precio. El feedback con el público, la energía que se genera en el teatro no se compara con ningún otro sentimiento. Es magia pura, y es lo que te empuja a seguir haciendo teatro independiente a pesar de las contras.

¿Cómo se lo maneja a un elenco de teatro independiente, con todo el sacrificio que hay que poner y el poco rédito?
Es clave que todos tiren para el mismo lado. Es muy difícil si no es así. Tengo la suerte que en este elenco de “Te pasa algo” todos estamos en la misma sintonía, todos trabajamos y nos dividimos tareas por ende mi trabajo es más sencillo y liviano. Además de ser todos amigos, hay una energía especial que no me ha pasado con otros elencos.

¿Cómo viene el 2016 para Belén Garrido?
Por lo pronto volvemos con “Te pasa algo” en marzo y abril. También sigo escribiendo una nueva obra que planeo estrenar el próximo año. Siempre el futuro sorprende, pero el teatro siempre está en mis planes.


Por Ignacio Ballesteros – Artistas del Off - @ArtistasDelOff






martes, 24 de noviembre de 2015

Teatro: “STN1”


Vamos a ver “STN1” por una confianza que supera la lógica de la agenda, el horario y los créditos. Vamos. Y esperamos que nos guste, que nos muestre algo distinto de la vida. Que nos termine de enroscar esa lamparita intermitente que hace falso contacto y alumbra a medias. Que nos termine de explicar por qué el ser humano es tan conflictivo consigo mismo y más con su pareja. Quién es el otro y por qué nuestras miserias las proyectamos en el resto. Mucha presión inconsciente le vertemos a su autor y director Raymundo Lagresta, quien tal vez solo se disponía a crear una obra entre dos individuos neuróticos y nada más.

“STN1” no sabemos que significa, pero su bajada dice: “Un esfuerzo colectivo, un encuentro histérico neurótico que refleja una inquietud, un dolor, un miedo, una angustia”. Y ahí nos alegramos porque puede contestar todos nuestros fantasmas existenciales. Que si vemos en otro, seguramente resolvemos. Como una sesión psicoanalítica, donde la terapeuta nos deja en ridículo.

Cyndi Sebastiani y Germán Pablo Martins son los protagonistas de pequeños pero intensos diálogos entre dos personas, dos amigos, una pareja y consigo mismo.  Muestra pasajes de un enamoramiento, un hastío, una pasión y diferentes sensaciones que una persona vive en su cotidianidad. Con mínimos elementos, tanto escenográficos como discursivos, pero que puestos de forma artesanal, dicen todo.

El final es sublime. Sensible. Con los dos actores en su estado más sanguíneo. Una obra recomendable tanto para ir solo y captar un poco más de qué va la vida, como para ir en pareja y debatir sobre todos los puntos en común y que diferencian. No nos resuelve todos los conflictos mencionados en el primer párrafo, pero sí abre puertas que habrá que seguir analizando.

Crítica a cargo de Ignacio Ballesteros.

Autor y director: Raymundo Lagresta.
Elenco: Germán Pablo Martins y Cyndi Sebastiani.
Diseño de vestuario: Magalí Belingueres.
Audiovisuales: Carlos Zabala.
Diseño gráfico: Camila Paroni
Asistencia general: Carlos Zabala
Asistencia de dirección: Carlos Zabala
Producción ejecutiva: Germán Pablo Martins y Cyndi Sebastiani
Producción general: Tocomadera, productora de arte.
Prensa & Difusión: Hola Comunicacioneswww.holaprensaydifusion.blogspot.com.ar
Teatro: Teatro Espacio Cultural Urbano, Acevedo 460, C.A.B.A,  Buenos Aires, Argentina.
Funciones: Sábados a las 21hs.
Duración: 45 minutos.
Reservas: 4854-2257. Costo entrada: $100.
Estreno: 7 de noviembre.
Finalización: 28 de noviembre.







lunes, 9 de noviembre de 2015

Raymundo Lagresta, el nuevo director del teatro argentino independiente

Raymundo Lagresta, tiene 34 años, es nacido en Luján, pero actualmente reside en San Telmo. Entre 1996 y 2003 realizó talleres de teatro en el Centro Cultural San Martín, Centro Cultural Rojas, Municipalidad de Luján, fue parte del elenco estable de teatro de la Universidad de Morón e integró el grupo de teatro independiente Post Meridiano con quien realizó diversas obras.
Ha dirigido videoclips para Flema, The Strangers y Los Matados. Con sus cortometrajes ha participado del Festival Mil Gritos, el Festival de Cine de Rosario, el Buenos Aires Rojo Sangre y el Cartoon.  Sus fotografías y obras plásticas se han expuesto en diversos espacios culturales de la ciudad de Buenos Aires y Luján. “STN1” es su primera obra escrita y dirigida en más de 10 años.


¿Cómo fue tu acercamiento al teatro y a la dirección?
Llegué al teatro a los 14 años, siendo una apersona extremadamente tímida. Y allí en esa sala del teatro municipal de Luján descubrí  un mundo nuevo. Allí se me abrieron las puertas, me sentí integrado, sentí que ese era mi lugar. El paso de la actuación a la dirección lo di a los 19 años y fue algo orgánico, una necesidad de tener manejo de los elementos compositivos dramáticos de lo que ocurre en la escena. Hace poco escribí este texto que siento puede responder la pregunta:
“Hace 13 años que no hacía Teatro. Un montón de tiempo. 
El Teatro era mi pasión, tomar clases, dar clases, ensayar, estrenar, actuar, dirigir, escribir, viajar, no dormir, alegrías, decepciones, todo era el teatro, esa disciplina en donde el verbo se hace carne como en ninguna otra.
13 años en los cuales descubrí que era un pésimo bajista, donde juré nunca volver a pisar un teatro (lo sostuve por 4 años), viajé, estudie cine, metí las manos en potes de acrílico y observé el color, y donde descubrí la fotografía como arte y profesión. 
¿Y que hace que uno vuelva al teatro? ¿Que tiene el teatro que no tiene el cine, la foto? El contacto permanente, la vivencia de una creación colectiva en un permanente tiempo presente y efímero. El teatro es el lugar en donde actor y director se hermanan en un viaje en donde todo está vivo. En donde sin actor ni actriz no hay nada. En donde la relatividad del tiempo se da de cara contra la pared, en donde la eternidad del arte pierde la pulseada ante el segundo a segundo de vida en escena.Hace 13 años que no hacía teatro y no lo puedo creer, me di cuenta que el teatro es mi casa, mi hogar materno en el arte, ese del que te podés ir, te podes enojar y jurar nunca más volver a pisar y sin embargo, ahí te ves, nuevamente sentado a la mesa familiar. El teatro es ese amor pasional del cual nunca te vas a poder desprender”.

¿“Sobre qué trata “STN1” y qué significa el título?
STN1: Sin Título Número Uno. La abreviatura del título y el título en sí son parte del concepto de desprender a las obras (esto corre para sea obra plástica, video o fotografía) de un “título” que las enmarque. Creo que la relevancia y el centro expresivo de una creación artística está en el hecho artístico per sé y siento que darle un marco desde el  título condiciona o fuerza situaciones que no quiero forzar. Mi objetivo es mantener el hecho artístico lo más puro posible. Un día haré una obra que la gente vaya sin saber quién es nadie solo entrar a ver un hecho artístico y que así se vaya a su casa y reflexione, parando un segundo en el frenetismo de nuestro siglo XXI.

Resulta interesante…
Es que todo es una gran contradicción porque este planteo está acorde a la obra. Esto no es un drama clásico en tres actos. Entonces mis hechos matan las palabras del párrafo previo. Es una gran cárcel dialéctica. “STN1” es una obra sobre la soledad, el mundo líquido, sobre la multiplicidad de situaciones y problemas que vivimos hoy en Buenos Aires ¿Vivís de lo que querés? ¿Ya bajaste los brazos? ¿Sos feliz? ¿Alguien te ama? Si venís a la obra y algo se te mueve adentro, objetivo cumplido.

¿Cómo fue la génesis de la obra?
“STN1” se llamó “Contradicción” en un principio porque era una no obra pero era una obra en su no obra. El proceso de escritura fue inicialmente corto, suelo escribir de forma intempestiva, sin planificación, dejándome llevar por lo que surge en el momento. Sin nombres de personajes, sin diagramas, sin un norte, escribo para liberar y solo encuentro la libertad en la anarquía creativa (no el caos). Luego con el esqueleto caminando comienzo a trabajar el texto, modificar escenas mano a mano con los actores y este proceso puede durar hasta días previos al estreno (en STN1 una escena se modificó por completo 5 días antes del estreno con nuevo texto) y nada quita que siga mutando ad infinitum.

¿Y la selección del elenco?
El elenco originalmente surge de la necesidad de hacer una obra juntos con Lucía y Pablo, a partir de allí surgió todo. Por la necesidad de crear. Luego Lucía y Pablo no pudieron continuar en la obra y aparecieron Germán y Cindy que originalmente estaban como producción en la obra y pasaron a las tablas, todo fluyó desde su energía en un momento que pensaba si seguir o no con la obra. A Ger lo conocía de hacer teatro juntos en el 2001-2002 y a Cyn la conocí con “STN1”, sin casting ni nada previo. Simplemente funcionó.

¿Cómo es trabajar en el teatro independiente, pro y contras?
El teatro como todo arte tiene de todo y ese todo es un espejo de todos los mambos que cada uno de nosotros tiene consigo mismo. Yo hago arte para no volverme loco y tirarme del balcón. No me entra en la cabeza hacer un teatro dependiente. El arte es por definición independiente o sino no es arte, es mierda.
Pro: la libertad creativa cuando uno se la permite (debería ser siempre esto).
Contras: puse la cuestión económica, pero no sé, al final siempre le encontramos la vuelta. ¿No?

¿Cómo viene el 2016 para Raymundo Lagresta?
Creando, continuando la búsqueda, espero un poco más libre, menos depresivo. Con fotografías, muchas fotografías, ojalá con nuevas funciones de STN1 en muchos lugares y quien dice si no con obra nueva.


Por Ignacio Ballesteros – Artistas del Off - @ArtistasDelOff