sábado, 1 de noviembre de 2014

Cecilia Peredo, el diamante del off con destino de televisión.


Cecilia Peredo nació el 30 de diciembre de 1984. Es actriz, bailarina y acróbata. Se formó en el Instituto Nacional de Arte Dramático (I.U.N.A), luego estudió con Marcelo Savignone (teatro de máscaras y tragedia) y con Ricky Pashkush, danza aérea en tela y arnés, circo, acrobacia y swing. Participó en la obra “Copia Fiel”, dirigida por Analía Couceyro, Frenesí de las Horas, de Julieta De Simone y "Criminal" de Javier Daulte, dirigida por Sol Pittau. Es creadora y directora, junto a Gaspar Fernández, del grupo de teatro Pequeño Pez, donde escribe, diseña, dirige y actúa en sus propios espectáculos, han vendido los derechos de "La Fábrica de los Sueños" a Paraguay y  actualmente están terminando su espectáculo navideño para realizar en Ushuaia contratados por la Municipalidad y Casa de Cultura. Actualmente actúa en "Yacarazo", dirigida por Juan Fiori y ensaya en un proyecto teatral musical, como actriz y bajista junto a Mariano Torre, Luciano Bonnano y otros actores.

¿Cómo llegaste a la obra “Yacarazo”?
Nació de las ganas de actuar con amigos. En principio nos juntamos con Viviana Ghizzoni, amiga y compañera de obras anteriores y conocíamos a Juan que tenía ganas de dirigir y estaba estudiando dramaturgia. Unánimemente propusimos empezar con un proyecto teatral, luego convocamos entre todos al resto de los actores, amigos también. Mi entorno, en su mayoría, son actores, músicos, artistas y compartir el oficio con ellos es muy gratificante.

Suena potente “Yacarazo”.
“Yacarazo” es una mirada a la soledad femenina desde la inmensidad litoraleña. En un pequeño pueblo a la vera del río Paraná, una bestia mítica del lugar, el “Yacaré Morado”, se está devorando a todos los hombres: jóvenes, adultos y niños son víctimas de un plan macabro y sistemático. Dora, Clara y Laura (este último mi papel), deciden convocar a las mujeres del Paraná a pelear contra el yacaré para así darle caza y hacerlo confesar sus crímenes.

¿Qué propone como director Juan Fior?
En principio propone contar verdad. Eso me interesa, lo que creemos nosotros y sentimos acerca de la soledad, del abandono, del desamor, del lugar de la mujer, su sensibilidad, los lazos, las relaciones… Y desde allí contar y transmitir. Luego lo trágico y lo cómico que ello genera en lo cotidiano, y en esta trama particular de un mito.

¿Cómo se hace para mantener una obra independiente ante tanta oferta?
Sobre todo convicción, oficio y mucho laburo. Tanto en este espectáculo como en todos los que hago, dedico mucho tiempo, además de mi trabajo es mi pasión. Así que primero confiar en que se puede y  muchas ganas.  En segundo lugar, hacer cosas buenas y profesionales, “buenas es relativo”, pero la base de los proyectos que elijo, es el compromiso de todos: elenco y director. Saber lo que querer contar y poder tomar decisiones acertadas y sinceras con respeto a todo ello.  Luego, ver herramientas, todas las posibles para promocionar y por supuesto contar con muchos amigos.

Además de “Yacarazo”, estás con “La Fábrica de los Sueños”.
Sí. Hace dos años que estoy con “La Fábrica…”, espectáculo que escribimos dirigimos y actuamos con Gaspar Fernández con quien tenemos “Pequeño Pez”, una productora de eventos infantiles, por lo que estamos haciendo espectáculos continuamente, al menos uno o dos por año.

“La Fábrica de los Sueños” estuvo nominada a los ACE 2013… 
Sí. Y aunque no ganamos fue un sueño. Es una obra en la que me saqué las ganas de hacer todo lo que quería hacer, filme unos cortitos muy divertidos para proyectar, hay circo, mimo, coreografías, proyección de dibujitos animados, música original, sketchs clownescos, hasta hago de buena y de villana. Y cuenta la historia que Caniche y Finito, dos niños muy divertidos y soñadores, reciben un mensaje con la misión de salvar la Ciudad Alegría de la villana Elvicaria, quien robó todos los sueños, ilusiones, emociones y deseos de los niños, hasta convertir el mundo en un desierto de esperanzas perdidas. Los niños héroes de esta historia, se encargan de rescatar esos sueños y devolverle a la villana la imaginación y la alegría de soñar.

¿Qué diferencias notás entre el público adulto e infantil?
El público infantil es muy sincero, desprejuiciado, así como pueden gritar que no les gusta, se mueren de risa si la están pasando bien. Pero una vez que sabés lo que les divierte y entretiene y lo que les llama la atención a esa edad, la dinámica y ritmo tenés ganado el 90 por ciento del público. Entonces siento que siempre hay un ida y vuelta. Que están presentes, genuinos, y que lo reciben con mucho amor. Y actúo con la seguridad de que lo que hacemos, les gusta. Por su parte, el público adulto es un poco más duro, lo que puede gustarles o no, es mucho más amplio, no hay un mecanismo, una estructura o una propuesta que sepas que siempre les puede gustar. Pero también eso me genera placer. Que guste y no, es parte de hacer teatro, habla de que tenemos una idea, una convicción, o una opinión más marcada, de que tenemos diferentes formaciones y experiencias, de que hay diferentes modos de ver, pensar, sentir  y hacer teatro, y eso permite vida y regeneración constante en el circuito.

¿Además de teatro para adulto e infantil, sos parte de una banda como bajista?
Sí. Hace unos años atrás, justamente, en una obra que dirigía Analía Couceyro, salió de ella una magnífica idea, que dentro de la obra se formara una bandita de rock. Una de las actrices tocaba la batería, otra cantaba, otra tocaba la guitarra, y ninguna sabía tocar el bajo. Entonces medio al azar, o intuitivamente supongo, me propone ser la bajista. En ese entonces tomé clases de bajo para sólo esa obra. Años después, habiéndome quedado con muchas ganas retomé las clases, me compré mi propio bajo y comencé a tocar. Este año ensayo en dos bandas, ambas de todos actores que hacen música. Una de ellas con grandes actores-músicos como Mariano Torre y Luciano Bonanno, quienes tenían el grupo llamado “Ambulancia”, que yo escuchaba, así que un placer, un año de mucho teatro y música. Creo que al aceptar que es un hobby, lo disfruto sin presión, es un juego, es otra forma de expresión.

“Yacarazo” puede verse todos los lunes de noviembre a las 21:30hs., en el teatro Ladran Sancho, Guardia Vieja 3811, C.A.B.A. – Argentina. Reservas: 153.089.6794 / yacarazo@gmail.com. Costo de entrada: $70 (Estudiantes y jubilados $50).


Por Ignacio Ballesteros – Artistas del Off - @ArtistasDelOff







miércoles, 29 de octubre de 2014

Virginia Lombardo, directora de culto.

Virginia Lombardo nace en Buenos Aires, donde actualmente reside. Cursó estudios en el conservatorio Nacional de Arte Dramático y con distintos maestros: actuación, canto, danza, acrobacia y dirección. En cine hizo varios cortometrajes y largos como "Leopoldo Arregui", "No place to hide", "Frontera sur" y “Otra esperanza", entre otros. Como actriz, en teatro ha realizado títulos como "Juegos a la hora de la siesta", "Tratala con cariño", "Hamlet", "Azul profundo" (nominación premios ACE), "Volpone" y "El dragón de fuego", entre muchas otras.  Mientras en televisión ha trabajado en "El garante", "Vulnerables", "La condena de Gabriel Doyle", "Unidad 9", "Guita fácil" y "Maltratadas. Actualmente dirige el grupo de teatro de la Facultad de Psicología, mientras dirige con total éxito la obra “Y a otra cosa mariposa” en el Taller del Ángel, todos los viernes a las 21hs.

-¿Por qué la obra de Susana Torres Molina “Y a otra cosa mariposa” y por qué presentarla con actrices, o era la propuesta de su autora?
El material me lo propuso Lucia Steinberg, una de las actrices, lo leí y enseguida me interesó explorarlo y realizarlo. Y sí, la idea de que sea representado por actrices es de la autora y transcribo sus palabras de la colección teatro vivo editada en 2008: “con el fin de lograr el efecto de distanciamiento y extrañeza buscados y evitar caer en la imitación realista del mundo de lo masculino, la obra fue pensada y escrita para ser interpretada por cuatro actrices. Al ser mujeres las que encarnan las situaciones machistas, lo “habitual”,  lo “naturalizado” culturalmente deja de serlo.  Surge la distorsión, la desmesura. La intención dramatúrgica es producir nuevos sentidos en lo trillado y agitar la mirada domesticada”.

-¿“Sobre qué trata “Y a otra cosa Mariposa”?
-"Y a otra cosa mariposa" es la historia de cuatro argentinos varones, desde los 10 a los 70 años. Estos amigos del barrio comienzan jugando en la vereda de niños,  se enamoran en un bar en la adolescencia, despiden de soltero  a uno de ellos en un boliche a los 30, se reencuentran en un bulín  esperando pendejas a los 40 y terminan  el relato  en la plaza con achaques. La propuesta de la autora de que los cuatro varones en cuestión sean interpretados por actrices torna la historia disparatada y jocosa. Por nuestra parte el desafío que conlleva esta propuesta es uno de los ingredientes predominantes en esta aventura. Indagar el mundo masculino, meternos en su imaginario, transitar sus miedos, sus dudas, sus lógicas nos acerca más a ellos y el trabajo se torna más disfrutable e interesante.

-¿Un grupo de trabajo integrado por todas mujeres?
-En este caso, las cuatro actrices estudiaron teatro conmigo en distintas épocas de sus vidas. Me encanta dirigir a alumnos o ex alumnos pues hablamos el mismo idioma expresivo y nuestros ensayos se tornan interesantes y productivos. La propuesta para los actores es no solo la artística: realizar un producto creativo, de nivel y que interese a los espectadores;  sino también productiva: ellas se erigen en productoras, generadoras del “proyecto personal” que define al espectáculo.

-¿Cómo se maneja las vanidades de los actores en el teatro independiente donde todo cuesta un poco más?
-Por suerte las vanidades se dejan afuera de los proyectos artísticos, desde el inicio insisto en que “necesitamos del otro para actuar”. Trabajamos para armar “grupo” dejamos de lado las individualidades y alimentamos la “banda”,  el “equipo” técnico-actoral  y lo logramos.

-Tenés otra obra que se llama “Juegos a la hora de la siesta”, también protagonizada por todas mujeres… ¿Preferís trabajar con mujeres?
-En el caso de “Juegos…”  concreté la vieja idea de tratar el tema “Bullying” desde el aspecto femenino y con este grupo lo logramos. Tenemos funciones en el teatro Buenas Artes Social Club y vamos por la tercera temporada. Tengo en cartel “El diván” interpretado por el elenco Psi,  grupo de teatro de la facultad de psicología, donde los actores son hombres y mujeres y estoy por estrenar “Los locos de Valencia” de Lope de Vega, con un grupo de actores y actrices en el marco de un taller de montaje de la escuela de teatro que coordino.  Me gusta trabajar con buenos actores y actrices que amen lo que hacen y que estén dispuestos a crear.

-¿Cómo es Virginia Lombardo como directora?
-Me encanta dirigir, lo más importante en el teatro son los actores así que en la primera etapa fomento la creatividad y tomo todo lo que dan y sirve, o induzco a que sus talentos vayan armando el relato con total libertad. Soy permisiva y generalmente logro sacar lo mejor de cada uno. Cuando se acerca el final del trabajo y hay que definir, concretar y estrenar: abro el paraguas, digo que soy Ariana y me rige Marte y me pongo obsesiva y drástica para que la historia se narre de manera interesante para el espectador, cuidando la musicalidad de los textos y el tempo-ritmo de la situación.

-¿Cómo viene tu 2015 dentro del teatro?
-Viene muy bien, abrimos  una sucursal en Palermo de la escuela de teatro Alicia Zanca, que coordino y dirijo junto a Gustavo Garzón.  Con el elenco Psi tenemos un nuevo proyecto a estrenarse sobre un trabajo de investigación sobre “mito y chiste”, además de continuar con las funciones de “El diván”. Repondremos “Y a otra cosa mariposa”, “Los locos de Valencia” y “Ana por la ventana” que está de gira por Ecuador y Colombia. Estrenaré una obra que estoy ensayando “Damas” de Adriana Allende. Estrenaré “Propietarias del universo” de Mercedes Farriols, cuatro monólogos deliciosos y comiquísimos con Verónica Piaggio, Malena Sánchez y Natalia señoriales.  Tengo tres proyectos propuestos pero aún no definidas fechas. Voy a hacer la co-regie de “Don Giovanni” de Mozart, junto a Susana Yasán y César Tello que ya estamos ensayando y se estrenará en marzo en Luz y fuerza. Y espero actuar, como siempre, que me alegra la vida y alimenta mi espíritu de manera incomparable con cualquier otro rubro dentro de la ficción.

“Y a otra cosa mariposa” se presenta todos los viernes a las 21hs., en el Taller del Ángel, Mario Bravo 1239, Palermo, C.A.B.A. – Argentina. Reservas: 4963-1571. Costo entrada $100.

“Juegos a la hora de la siesta” se presenta por última vez este sábado 1 de noviembre a las 23hs., en  Teatro Buenas Artes Social Club, Guatemala 4484, C.A.B.A. – Argentina. Reservas: 3531-2193. Costo entrada: $80.

Por Ignacio Ballesteros – Artistas del Off - @ArtistasDelOff








lunes, 27 de octubre de 2014

Leonardo Cerrizuela, de “Deportes en el recuerdo” a la comedia musical con “Té, llegó la hora”.


Leonardo Cerrizuela nació el 11 de agosto de 1977. Y si bien sus trabajos más reconocidos fueron en la televisión de la mano de Marcelo Tinelli (“ShowMatch”, “No hay 2 sin 3” y “Palermo Hollywood Hotel”), su trayectoria en el teatro lo hizo destacarse en obras como “Los árboles mueren de pie”, “Fuente Ovejuna”, “Bodas de sangre”,  “El conventillo de la Paloma” y “Jettatore”, entre muchas más. Hoy está dedicado a la producción y a la dirección, mientras es el director artístico del prestigioso Teatro Colonial de la Ciudad de Buenos Aires. En esta nota, un actor qué pasó del histórico “Deportes en el recuerdo” a ser un artística indispensable del teatro off.

-¿Por qué el libro de Juan Benítez y por qué en formato musical?
-Decidí trabajar sobre el libro “El show del té” porque es una obra de comedia  musical escrita por un autor argentino, algo que ya es toda una particularidad en el género, como suelo hacer con las obras que dirijo. Y realice la adaptación bajo el nombre de “Té, llegó la hora”. Por otro lado escogí la comedia musical porque era una asignatura pendiente para mí como director, ya que desde un tiempo a esta parte me propuse, trabajar sobre distintos géneros y autores, movido por la necesidad de crecer como director.

-Interesante juego de palabras: “Te llegó la hora”.
-En tono de comedia, la obra nos permite pensar como la vida nos va cambiando, como así también a nuestra mirada de los hechos y personas, como el tiempo y la distancia, pueden generar reflexiones completamente diferentes.

¿A quién le llega la hora?
-Doris invita a un grupo de ex compañeras que no ve desde de la preparatoria. Todo estaba listo para disfrutar de una tarde llena de anécdotas, buenos recuerdos y camaradería, o eso es lo que creen… al leer las notas que Doris les escribió: “Amiga… te espero en mi casa a la hora que arreglamos, ¿el motivo?… el reencuentro, no sabes cómo marcaste mi vida, el té es solo es una excusa. Por fin “Té, llegó la hora, Con amor Doris ”.
Cómo iba a sospechar que el mensaje era literal. Cómo se puede imaginar algo así, ahora sé que no hay que responder una invitación que diga… “Té llego la hora”. Porque puede ser la última que recibas...”.

-¿Cómo fue el proceso de casting de las actrices en cuestión?
-La selección fue pasando por distintas etapas, se realizó una audición, posteriormente la decisión fue tomada por videos y material fotográfico. Este es un proyecto de teatro Independiente, y como todos los proyectos de estas características, el trabajo es en cooperativa, en este caso particular contamos con el apoyo de produccion de CB-arte. La propuesta siempre es artística en el teatro Independiente.


-Leonardo Cerrizuela como director es…
-Me resulta difícil enmarcar mi trabajo en un estilo de dirección, pero lo que puedo compartir, es que al momento del primer encuentro con el elenco, ya sé que es lo que quiero de la obra, de cada personaje y tengo en claro como quiero hasta el saludo final, es decir trato de no dejar nada librado al azar. El director es quien decide cómo contar el cuento, y esa tarea requiere, conocimiento, autoridad,  responsabilidad, pero por sobre todo dedicación y creatividad.

-¿Volverías a la tele?
-Sí, volvería a trabajar en  televisión, en radio, en publicidad, etc. Disfruto del trabajo y del proceso de creación de los mismos. Como una nueva experiencia me resultaría interesante que fuera un drama o una serie.

-¿Cómo viene tu 2015 dentro del mundo del espectáculo?
-Tengo dos estrenos programados en teatro para el año que viene, los dos como actor. Ambos proyectos en el Teatro Colonial ya estamos trabajando en ellos.


“Té, llegó la hora” se puede ver todos los sábados a las 20:30hs., en el Teatro Colonial, Paseo Colón 413 (Esquina Av. Belgrano), C.A.B.A. - Argentina. Reservas: 4342-7958. Costo entrada $70. (Estudiantes y Jubilados $50). Más información, página de Facebook: (TÉ llegó la hora).

Por Ignacio Ballesteros – Artistas del Off - @ArtistasDelOff















jueves, 23 de octubre de 2014

Ariel Boiola, un sello de la nueva generación del teatro independiente argentino.

Ariel Boiola nació el 5 de marzo de 1978. Comenzó a hacer teatro en el Centro Cultural Rojas con Sergio Boris, luego estudió en escuelas con docentes como Julio Molina, Javo Rocha, Laura Rodríguez y Timbre 4. Actualmente escribe y adapta sus propias obras infantiles y para adultos que luego pone en escena  junto con su compañía Teatro Interactivo.

-Pasaste de obras infantiles como “Alicia en el Mundo de las Maravillas” y “El Secreto del Libro Encantado” a “Cuerpo caníbal”, una verdadera obra de suspendo, drama y terror. ¿Cómo se trata cada una y por qué un giro artístico tan marcado?
-En nuestra formación nos enseñaron todos los géneros y sería injusto como artistas limitarnos a un solo estilo. Lo que queremos destacar siempre es la vivencia y la conexión con el público, por supuesto de maneras diferentes. Tanto  en “Alicia…” como en “El Secreto…” nuestra premisa fue comenzar a escribir un cuento en forma de comedia para toda la familia aunque se enmarque dentro de un género infantil. Nos parece imprescindible que lo disfruten tanto los grandes como los chicos; y con la excusa de la magia dejamos un mensaje entre colores y canciones. “Cuerpo caníbal” es la continuidad de una búsqueda que comenzamos en el año 2010 con mi primera obra como autor “El doble de arena”. Poder indagar en el interior de estos personajes que no son más que un reflejo de nosotros mismos y nuestras vicisitudes humanas en un universo onírico y visceral.
 
-¿Sobre qué trata “Cuerpo caníbal”?
-Mi idea fue reflejar el día a día. Mostrar cómo todos nos devoramos mutuamente ya sea con una palabra que te pueda marcar de por vida o en hechos más aberrantes y concretos como la represión, en otros casos la aceptación a ser devorados. La obra cuenta a través de la vida de seis personajes oscuros, con sus cuerpos extrañados y animalizados, que comen y se dejan devorar. La necesidad de hacerse cargo de las decisiones que debemos tomar para ser libres y las consecuencias de las mismas.

-¿Cómo se conforma un grupo teatral independiente y qué se les propone a cada uno?
-Los que fundamos la compañía somos Áluck, Diego Bustos y yo, los cuales tenemos mucha afinidad artística y llevamos a cabo aquellas obras que nos gustaría ir a ver. Con mucho trabajo y constancia eso es posible. Un grupo independiente está conformada por mucha más gente, algunos se ven en escena como los actores, los músicos y los cantantes, y otros trabajan fuera de ella (directores, autores, agente de prensa, vestuaristas, asistentes, diseñadores, artistas plásticos y escenógrafos). Pero todos son muy importantes e imprescindibles. Y lo que se les propone a cada uno es un espacio para desarrollar su vocación.  No creemos en fórmulas, es un constante aprendizaje.

-Sos autor, director y protagonista. ¿Cómo se hace para unir todo y si creés que es lo mejor para la idea de la pieza teatral?
-Sería imposible llevar a cabo esta tarea solo. En mi caso tengo la asistencia de Áluck que es mi mujer y excelente artista. Ambos tenemos la misma mirada sobre el teatro y por eso en el momento de subir a escena es para mí tan placentero cumplir ambos roles.

-Cómo director de Teatro Interactivo, que intentás proponer y cuál sería tu sello…
-Nuestra premisa es la interacción constante a través de los diferentes géneros teatrales. Para que exista el teatro tiene que haber interacción. Y el actor y el público presente en ese instante lo hacen posible. En géneros como el infantil y la comedia lo mostramos de una forma más evidente invitando al publico a ser parte del juego teatral sobre el escenario, en el drama en cambio se rompe la cuarta pared sin esperar una respuesta del público, pero la hay, porque existe una mirada, un sonido o cualquier expresión, esto los introduce rápidamente al mundo creado entre todos los cuerpos presentes en ese momento.

-¿Qué diferencias notás entre el público adulto e infantil?
-Los chicos siempre son espontáneamente honestos y creativos, participan y aceptan rápidamente el juego, las convenciones del teatro. Con los adultos se utilizan otros estímulos para así romper ciertas estructuras y poder entrar al mundo ficcional creado.

-¿Cómo viene el 2015 para Teatro interactivo?
-Hay muchos proyectos, estamos preparando un musical infantil y tenemos muchas ganas de realizar una comedia.

“Cuerpo caníbal” puede verse todos los sábados a las 21hs., en el Teatro El Espión , Sarandí 766, C.A.B.A. – Argentina. Reservas: 4943-6516. Costo de entrada: $100 (Descuentos a estudiantes y jubilados $70).


Ignacio Ballesteros – Artistas del Off - @ArtistasDelOff